Depresión Postparto

El embarazo y el puerperio constituyen uno de los eventos de mayor trascendencia en el ciclo vital femenino. El puerperio corresponde al período que inmediatamente sigue al parto y que se extiende el tiempo necesario, generalmente seis a ocho semanas, para que el cuerpo materno vuelva a las condiciones pre-gestacionales, aminorando las características adquiridas durante el embarazo. La depresión posparto corresponde a uno de los desórdenes mentales de este período y afecta alrededor del 15% de las mujeres.

Los principales síntomas de la depresión posparto, alcanzan su intensidad máxima dos o tres meses después de dar a luz, sin embargo, pueden surgir durante el embarazo también. Sus manifestaciones clínicas son básicamente las mismas que la depresión en otros contextos (ver La depresión).

Lo que más caracteriza a este trastorno es el llanto, más que el desánimo. En este sentido, tanto la paciente como sus familiares notan que está comportándose y sintiéndose de manera distinta. Además, estaría presente un sentimiento de culpa, pues la madre se sentiría incapaz de atender al recién nacido o se reprocharía por no quererlo lo suficiente, pudiendo existir un rechazo hacia él y una reticencia a alimentarlo o a tomarlo incluso. Suelen haber alteraciones del sueño también, muchas veces atribuidas a las exigencias que demanda el cuidado y la alimentación del bebé. Asimismo, pueden existir ganas de morir o temores de dañar al niño, irritabilidad o disminución del deseo sexual.

En este sentido, un importante factor predictor es la desarmonía marital en la pareja, pero a la vez esta depresión exacerba los problemas maritales, como puede verse en la disminución del deseo sexual. Otros factores de riesgo son el hecho de ser madre soltera o separada y ser madre primeriza.

Los factores que pudieran causar este tipo de depresión son de naturaleza social y psicológica. De esta forma, suele darse junto a problemas en las relaciones interpersonales, especialmente la marital, antecedentes de otros episodios depresivos en la mujer, en contextos sociales adversos, en pacientes cuyos padres tenían problemas en su relación y en mujeres que tienen sentimientos encontrados o ambivalentes frente al hecho de ser madre.

El pronóstico en general es bueno, mejorando los dos tercios de los casos dentro de los primeros seis meses. Sin embargo, sin un tratamiento adecuado, este trastorno puede durar seis meses o llegar a extenderse más de un año. Esto sería perjudicial pues corresponde a un trastorno afectivo que puede afectar el bienestar de la mujer y su labor como madre. En este sentido, investigaciones señalan una posible relación entre la depresión posparto en la madre y problemas posteriores en el hijo, a nivel cognitivo, interpersonal y de comportamiento.

Si se tiene en cuenta el hecho de que las mujeres son cada vez más activas laboralmente, los efectos de la depresión posparto se traducen en obvias consecuencias económicas.

De esta forma, se puede ver que es muy importante, tanto la salud física y el desarrollo del niño, como el estado anímico de la madre. Se recomienda el apoyo social de parte de parientes y familiares, tanto del esposo como de la familia de origen, en aspectos prácticos y emocionales respecto al hecho de ser madre. Así también, es imprescindible que la madre o la familia solicite ayuda, ya que se puede suponer que el ánimo depresivo es algo pasajero y de no tanta importancia, o la madre puede tener miedo incluso a ser juzgada por sus sentimientos de rechazo hacia el bebé.

Respecto al tratamiento, comienza con un diagnóstico, con la determinación de las características y la severidad del cuadro. Esto orientará las medidas adecuadas a tomar, ya sean terapéuticas y/o farmacológicas. El uso de antidepresivos es indicado en los casos más graves o los más prolongados. Se debe mencionar que el uso de ciertos antidepresivos no afectaría la lactancia en un grado que es perjudicial para el bebé, por lo que no sería necesario suspenderla.

Agradecimientos a la revista Chilena de Neuro-Psiquiatría.

17 noviembre, 2015

0Respuestas enDepresión Postparto"

    Deja un mensaje