logo

FAIL (the browser should render some flash content, not this).
Tratamiento Trastornos de Personalidad
Trastornos de Personalidad
E-mail
Indice del artículo
Trastornos de Personalidad
FACTORES ESTIOPATOGÉNICOS
CLASIFICACIONES DE LOS DESÓRDENES DE PERSONALIDAD
Cluster A: Raros e Introvertidos
Cluster B: Emocional y Dramático
Cluster C: Ansioso Temeroso
Apéndice B DSM-IV
Apéndice A DSM III-R
Comorbilidad
Epidemiología
Clasificación Estructural de Otto Kernberg
Sindrome Limitrofe o Límite
Tratamiento Multimodal de los desordenes de personaldad
Atención Primaria de los Desórdenes de Personalidad.
Los Niveles de Atención
Psicoeducación y Técnicas Psicosociales:
Psicofármacos
Antipsicóticos
Ansiolíticos, Antideprivos, estabilizadores del ánimo y otros
INTEGRACIÓN CLÍNICA DE LOS MODELOS DE TRATAMIENTO
Conclusiones
Bibliografía
Todas las páginas


TRASTORNOS DE PERSONALIDAD:


ESPECTRO DE LO LIMÍTROFE Y TRATAMIENTO MULTIMODAL


En los últimos años, los trastornos de la personalidad están teniendo una mayor atención clínica, pasando de complicadas teorías a una actual preocupación por una mayor precisión en la nosología y en el tratamiento. Esto se manifiesta por la presencia en congresos y reuniones científicas, dentro de una perspectiva más clínica y operativa.

Quiénes nos dedicamos al trabajo clínico, encontramos indispensable conocer bien este aspecto del diagnóstico ya que siempre está interactuando con el diagnóstico del Eje I, propuesto por la asociación psiquiátrica americana desde el DSM III (1987) interfiriendo el pronóstico o afectando la interacción terapéutica.

El concepto* “personalidad”. Proviene del griego máscara,

“prosopon” era la máscara que usaban los actores griegos para representar un personaje; con el tiempo este concepto se empleó para denominar a la personalidad. En la actualidad, en nuestro lenguaje coloquial utilizamos errónea e indistintamente los conceptos de carácter, temperamento y personalidad. La definición más aceptada de personalidad es la descrita por Allport (1963), quien la define como “la organización dinámica en el interior del individuo de los sistemas psicofísicos que determinan su conducta y sus pensamientos característicos”.

Podemos decir que personalidad es la conjunción de todas las características psicológicas, moduladas por el entorno social y condicionadas por la biología, que conforman la manera de ser de la persona humana, es el conjunto de rasgos emocionales y conductuales que caracterizan a una persona en su vida diaria. Cuando estos rasgos suponen una variante que va mas allá de lo habitual como en la mayoría de las personas, y son inflexibles y desadaptativos, podemos hablar de un trastorno de la personalidad.

Kraepelin (1907), describe cuatro tipos de personalidades anómalas o morbosas. Bleuler (1924), en su tratado de psiquiatría, es el primero en utilizar el concepto de psicopatía atribuyendo un defecto moral congénito o adquirido a una serie de trastornos mentales que abarcan desde el retraso mental hasta sujetos antisociales.

La escuela psicoanalítica, con Freud (1920-1923), da un impulso importante en la interpretación de los trastornos de la personalidad desde una perspectiva de las pulsiones, la estructura de la mente (Yo, Ello y Superyo). Posteriormente, muchos otros analistas han hecho interesantes aportes que sobrepasan el objetivo de este capítulo.

El Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales en su cuarta edición (DSM IV 1994)0 define los trastornos de la personalidad “como patrones permanentes de experiencia subjetiva y de comportamiento, que se apartan de las expectativas de la cultura del sujeto .Tienen su inicio en la adolescencia o principio de la edad adulta, son estables a lo largo del tiempo y producen malestar o perjuicios, al individuo que los sufre o a su entorno”.

Por su parte, Kernberg (1967, 1977, 1981, 1987) y Millon (1996-2001), han hecho aportes significativos proponiendo, desde distintas perspectivas, comprensiones que permiten orientar el trabajo clínico para el mejor tratamiento de estos cuadros; el primero adapta criterios dimensionales, categoriales y la teoría estructural de la mente, el segundo, propone un criterio dimensional con un análisis factorial con un modelo interpersonal del tratamiento.

Otros autores destacados son el ya citado Allport (1963) y Bowlby (1969), siendo Kurt Schneider (1934)0 el más destacado de los autores contemporáneos desde una perspectiva histórica, con su importante obra Las personalidades psicopáticas, que todavía seguimos redescubriendo.

En nuestro medio, la Sociedad Chilena de Salud Mental ha editado el libro Trastornos de Personalidad: Hacia una Mirada Integral (2003), que he tomado como base para redactar el presente capítulo.