Salud Mental

¿Por qué sigmund freud llama “formaciones” a las formaciones del inconsciente?

Hacerse esta pregunta parece trivial, pero es necesaria para analizar como Freud entendía estos fenómenos que ocurren en la vida anímica de todo ser humano.

Definiciones necesarias para desarrollar este pensamiento y mostrar la relevancia de la palabra formación en la obra de Sigmund Freud.
Primero se debe aclarar lo siguiente: “…Digamos primero que hemos traducido siempre Bildung por «formación». Así, «formación del sueño», «de síntoma», etc. Bild significa «imagen», como en «imágenes del sueño», Lenguaje figural (bildlich) del sueño»…” . En esta cita se puede observar como la traducción y la lingüística se deben siempre tener en cuenta al momento de comenzar a leer al autor S. Freud.

FORMA: “El sentido más complejo y probablemente originario de la palabra forma hace referencia a la figura espacial de las cosas. La peculiaridad del término consiste en la abstracción que hacemos al prescindir de la materia de las cosas y considerar la forma como algo independiente, lo que espacialmente entendemos como figura…clasificamos los objetos según sus formas…agrupándolos por lo que tienen de común sin tener en cuenta la materia o contenido que los diferencia…La materia viene a ser lo que todas las cosas tienen en común, lo indiferenciado…, pues son las formas lo que constituyen la realidad en sus diversos grados de determinación…forma sustancial se convierte así en la verdadera realidad de las cosas, la esencia que las diferencia de las demás, al mismo tiempo que las hace semejantes a las que participan de la misma forma o naturaleza…las cosas encuentran su verdad, su verdadera realidad en la forma que se convierte, de este modo, en el objeto de la investigación y conocimiento científico, así como principio de la reflexión filosófica…”

CION: …el sufijo –ción: Forma sustantivos a partir de verbos con el significado de acción y efecto.

INCONSCIENTE DE FREUD Y CONTENIDO DE ESTE.

“…El adjetivo inconsciente se utiliza en ocasiones para connotar el conjunto de los contenidos no presentes en el campo actual de la conciencia…«descriptivo»…En sentido tópico, la palabra inconsciente designa uno de los sistemas definidos por Freud dentro del marco de su primera teoría del aparato psíquico; está constituido por contenidos reprimidos, a los que ha sido rehusado el acceso al sistema Preconsciente-consciente por la acción de la represión…” .

CONTENIDOS DEL INCONSCIENTE:

Freud, en su artículo sobre El inconsciente denomina a los contenidos de este como «representantes de la pulsión». En efecto, la pulsión, situada en el límite entre lo somático y lo psíquico, se encuentra más allá de la oposición entre consciente e inconsciente; por una parte, no puede jamás devenir objeto de conciencia, y, por otra, sólo se halla presente en el inconsciente por medio de sus representantes, esencialmente el «representante representativo». Añadamos que uno de los primeros modelos teóricos freudianos define el aparato psíquico como una sucesión de inscripciones de signos. Las representaciones inconscientes se hallan ordenadas en forma de fantasías, guiones imaginarios a los cuales se fija la pulsión, y que pueden concebirse como verdaderas escenificaciones del deseo .

Al analizar estos conceptos, inicialmente se tendría que pensar que estos fenómenos (Formaciones del Inconsciente) tienen en común algo que les da una forma que las hacen ser clasificadas dentro de una misma “categoría”, que cumplen una acción o efecto similar y además toman su “materia-energía” del inconsciente a modo de representante de la pulsión y esta energía ejercería atracción de representaciones del Preconsciente, cargándolas de algún modo para que se hagan susceptibles de hacerse presentes en la conciencia del sujeto, de acuerdo al conflicto psíquico desencadenante, pasando por un proceso más complejo que se describe en los próximos párrafos.

¿QUÉ ES ESTE “ALGO SIMILAR QUE LES DA FORMA”?

Este “algo similar que les da forma” es un “trabajo” que realiza un aparato psíquico, que consiste en tomar la materia-energía del inconsciente y dar como resultado la aparición de esta materia-energía en el consciente del ser mnémico que padece este fenómeno de una forma particular.



¿QUÉ NECESITA ESTE TRABAJO PARA QUE OPERE?

 

Requiere de un aparato psíquico constituido que permita diferenciar entre lo Inconsciente y Preconsciente-consciente. Requiere de materia-energía con la cual y sobre la cual trabajar. Y también requiere de una diferencia (Conflicto Psíquico) entre el principio del placer que sigue el representante pulsional (inconsciente)  con el principio de realidad al que se ve subyugado el yo, “…Freud nos ha dado del conflicto el hecho de que siempre busca referirlo a un dualismo irreductible que, en un último análisis, sólo podría basarse en una oposición casi mítica entre dos grandes fuerzas contrarias; por otra parte, el hecho de que uno de los polos del conflicto es siempre la sexualidad, mientras que el otro se busca en realidades cambiantes (yo, pulsiones del yo, pulsiones de muerte). Freud en toda su obra insiste en la intrínseca ligazón que debe existir entre la sexualidad y el conflicto. Es posible dar de éste un modelo teórico abstracto susceptible de aplicarse a cualquier exigencia pulsional, pero la observación nos muestra regularmente que, hasta donde alcanzan nuestros conocimientos, las excitaciones patógenas provienen de las pulsiones parciales de la vida sexual. Para el psicoanalista, la profundización en el problema del conflicto psíquico debe desembocar forzosamente en lo que para el sujeto humano es el conflicto nuclear: el complejo de Edipo” . En esta cita (Laplanche & Pontalis, 1996) se puede observar cómo se particulariza y complejiza aún más el trabajo sobre la materia-energía y por tanto su manifestación como formación del inconsciente, al relacionarlo con la historia única de cada sujeto.

Un aparato psíquico constituido es aquel que ha sido dividido por la represión.

“…Pues bien; tenemos razones para suponer una represión primordial, una primera fase de la represión que consiste en que a la agencia representante psíquica…de la pulsión se le deniega la admisión en lo consciente. Así se establece una fijación; a partir de ese momento la agencia representante en cuestión persiste inmutable y la pulsión sigue ligada a ella…La segunda etapa de la represión, la represión propiamente dicha, recae sobre retoños psíquicos de la agencia representante reprimida…que, procedentes de alguna otra parte, han entrado en un vínculo asociativo con ella. A causa de ese vínculo, tales representaciones experimentan el mismo destino que lo reprimido primordial. La represión propiamente dicha es entonces un «esfuerzo de dar caza»… Probablemente, la tendencia a la represión no alcanzaría su propósito si estas fuerzas {atracción y repulsión} no cooperasen, si no existiese algo reprimido desde antes, presto a recoger lo repelido por lo consciente…” . En esta cita escrita en 1915 extraída del artículo “La Represión”, se puede observar como S. Freud diferencia 2 fases de la represión, una inicial o primordial que divide el aparato psíquico en Inconsciente/Preconsciente-consciente y la represión propiamente dicha, las cuales se instalan y actúan sobre constructos teóricos distintos. Además destaca la importancia tanto que tiene la necesidad de desalojo de la conciencia de deseos inconscientes (repulsión por la conciencia) y la atracción que ejerce lo reprimido sobre representaciones del Preconsciente-consciente, asociadas vincularmente a lo reprimido.

Por lo tanto la materia-energía para realizar el trabajo proviene del inconsciente y la razón de existir de este trabajo es poder tramitar deseos inconscientes previos al tiempo presente del sujeto.
¿QUÉ PROCESOS (ACCIONES) ACTÚAN EN ESTE TRABAJO?

Las acciones de este trabajo en todas las formaciones del inconsciente son:

  • La condensación: “…el hecho de que la formación del sueño se basa en una condensación se mantiene inconmovible…pues el sueño no sería una traducción fiel ni una proyección punto por punto de aquellos pensamientos, sino un reflejo en extremo incompleto y lagunoso…” , Esta cita extraída del articulo “El trabajo de condensación” del año 1900, vol. IV, muestra la importancia que fue encontrando Freud en el análisis de los sueños, de un proceso complejo pero siempre existente, demostrando en todos los sueños que describe en su escrito, como el contenido latente de cada sueño es mucho más extenso que su contenido manifiesto, al hacer que el paciente o incluso el mismo Freud valla asociando libremente el contenido manifiesto, de esta forma queda en evidencia la condensación implícita en la formación de sueños, la que Freud en este mismo escrito relaciona también con que a más condensado esté el contenido manifiesto más es la resistencia a expresar o entender lo reprimido.
  • El desplazamiento: “…El desplazamiento y la condensación…son los dos maestros artesanos a cuya actividad podemos atribuir principalmente la configuración del sueño…Pero al desplazamiento onírico lo tomaremos en cuenta…como un hecho indubitable…”  Esta cita extraída del artículo “El Trabajo de desplazamiento [descentramiento]” también de Freud del año 1900 vol. IV, alude a la simultaneidad con que estos dos procesos funcionan para poder realizar el trabajo de las formaciones del inconsciente. En pocas palabras se podría decir que el desplazamiento es el movimiento espacial de las representaciones de un sistema a otro, necesario para que el trabajo funcione.
  • La figurabilidad: este proceso hace que aparezca en la formación del inconsciente la representación permitida para el consciente perceptivo, es como el proceso que escoge que representación es apta para la conciencia.

De esta forma, por decir así, la “connivencia simultánea” con la que trabajan estos procesos hace que lo reprimido retorne a la conciencia, de una manera conciliable para esta, pero a la vez enigmática, disfrazada y/o desfigurada.
CONCLUSIÓN:

¿QUÉ DA COMO RESULTADO ESTE TRABAJO?

  • Permite que lo inasequible a la conciencia del yo sea aceptado por esta, pero de una manera peculiar (disfrazado o desfigurado).
    • Permite que el inconsciente tramite su energía.
    • Permite que el deseo sexual infantil reprimido encuentre un subrogado y se satisfaga finalmente.
    • Permite  manifestar el conflicto psíquico que desencadeno la formación del inconsciente.
    • Permite que la formación del inconsciente sea una especie de solución para mantener el equilibrio que el conflicto psíquico desestabilizo.
    • En el caso del sueño permite que el soñante siga durmiendo.
    • En el caso del chiste permite que la 2º persona se ría y lo reprimido retorne en forma social.
    • Su acción final es dejar que ocurra el retorno de lo reprimido en la conciencia.
25 noviembre, 2015