was successfully added to your cart.

Carrito

Trastorno de despersonalización

Por 20 octubre, 2019Trastornos

El trastorno de despersonalización sucede cuando sientes, en forma persistente o en repetidas oportunidades, que te observas a ti mismo desde afuera de tu cuerpo, o sientes que las cosas que te rodean no son reales, o ambos. Las sensaciones pueden resultar perturbadoras y es posible que sientas que estás en un sueño.

Muchas personas tienen una experiencia pasajera de despersonalización en algún momento de sus vidas. Sin embargo, cuando estas sensaciones siguen apareciendo o nunca desaparecen del todo y afectan tu capacidad de desenvolverte, se considera que padeces un trastorno.

Este trastorno puede ser intenso e interferir en las relaciones, el trabajo y otras actividades cotidianas. El principal tratamiento es la terapia de comunicación (psicoterapia), aunque a veces también se utilizan medicamentos.

Síntomas

Los episodios persistentes y recurrentes de despersonalización, ocasionan angustia y problemas para rendir en el trabajo, en la escuela o en otras áreas importantes de la vida. Durante estos episodios, estás consciente de que tu sentido de desconexión es solo una sensación y no una realidad.

Es probable que la experiencia y los sentimientos del trastorno sean difíciles de describir. La preocupación por “volverse loco” puede hacer que te preocupes por comprobar si existes y determinar qué es verdaderamente real.

Los síntomas de despersonalización son:

1. Sentimientos de que eres un observador externo de tus pensamientos, sentimientos, tu cuerpo o partes del cuerpo, por ejemplo, como si estuvieras flotando en el aire encima de ti mismo.

2. Sensación de que eres como un robot o no tienes control del habla o de los movimientos.

3. La sensación de que el cuerpo, las piernas o los brazos parecen distorsionados, agrandados o encogidos, o que la cabeza está envuelta en algodón.

4. Entumecimiento emocional o físico de los sentidos o las respuestas al mundo que te rodea.

5. Sensación de que los recuerdos carecen de emoción y que pueden o no ser tus propios recuerdos.